Comunicación, Comunidad, Cooperación

Con una sensación que podría describir entre tristeza, preocupación y porqué no, un poco de agitación, decidí escribír ayer  una entrada en el Blog de la Comunidad de Práctica para la Integración de las Tecnologías Emergentes (CITE).  La comparto aquí en mi blog porque creo que es un tema que hay que meditar. Pienso que la sociedad se transforma y es deber del Profesional de la Información evolucionar con ella, ya que de otra forma perderíamos nuestra razón de ser. Me preocupan mucho las actitudes y las ansiedades que son producto de una cultura académica arcaica que evidentemente ha probado no ser efectiva dada la situación actual en todas las áreas de la educación superior. La resistencia al cambio, el temor al avalúo y la incapacidad de fomentar la transformación son producto de preconcepciones, inseguridades y temores que surgen del estado anacrónico en que se encuentran muchas veces las organizaciones.  Yo creo que es hora de olvidarnos de las preconcepciones, la zona de confort y las costumbres para poner manos a la obra para una transformación profunda…acción  y menos papeles.

image

José Luís Orihuela, profesor universitario, conferenciante y blogger, plantea que las herramientas de informática social aplicadas a potenciar la eficacia de las redes sociales en línea actuan dentro de en tres espacios de forma cruzada, lo que él llama “las 3Cs”:

Comunicación

Comunidad

Cooperación

La redes sociales, así como la dinámica que se establece dentro del concepto Web 2.0,  permiten acceder a los contenidos en multitud de formas distintas y constituye una de las más interesantes y prometedoras perspectivas para convertir la red en un sistema enriquecido de conocimiento compartido y no solo en un almacén de datos. La informática social constituye un reto para el profesional de la información (PI) ya que la calidad del contenido debe ser evaluado desde otros parámetros que no son los tradicionales o los de las zonas de confort a las que estábamos acostumbrados.

Esta misma dinámica nos permite colaborar con colegas desde otra perspectiva donde no permea, ni debe existir, la rigidez burocrática ni la competencia desleal.  Los profesionales de la información evolucionamos con las tendencias informáticas porque de otra manera no estaríamos rindiendo una labor de excelencia con el público al que servimos que lógicamente evoluciona con éstas.  El usuario, o llamemos el internaúta,  del Siglo XXI está capacitado y aun más, espera y exige,  tener el espacio y el foro dónde pueda emitir sus opiniones y sugerencias en los ámbitos donde se desarrolla y estudia para establecer un diálogo y comunicación que redunde en el contenido y servicios de calidad a tenor con sus necesidades. Este concepto hace que tanto, servicios como herramientas, permanezcan en un beta constante donde los cambios necesarios, para mejorar los servicios y enriquecimiento del contenido, sean la prioridad .

Esta dinámica participatoria queda muy bien establecida en el artículo Beyond the Library’s Walls: Using Library 2.0 Tools to Reach Out to All Users de Jill M. Sodt y Terri Pedersen Summey en el Journal of Library Administration:

“The Library 2.0 movement emerged as a response to the technologies and concepts in the Web 2.0 movement and has been taking the library world by storm. Web 2.0 takes the stagnant Web 1.0 and makes it more user-driven, collaborative, participatory, and personalized. Library 2.0 takes the tools of Web 2.0 and moves them into a library setting with libraries that are user-centered, networking faculty, students, and librarians to create a vital and evolving organization designed to meet the needs of the current information culture. Library 2.0 is especially relevant to institutions providing services to off-campus students.”

El profesional de la información (PI) debe estar receptivo y considerar el valor de la opinión de sus usuarios ya que es éste el que conoce y sabe lo que necesita. Es el mismo concepto de las encuestas y los estudios de usuarios con la diferencia que el PI no controla las preguntas, el usuario voluntariamente ofrece el insumo en el momento que surja la necesidad.   Es por esto que en la literatura profesional de los últimos seis años,  se aboga por cambios fundamentales en los paradigmas de portales de biblioteca estáticos  para dar paso a portales dinámicos, abiertos a cambios y sugerencias de colegas y público en general.  Esto de ninguna manera debe tomarse como una crítica dañina sino como observaciones constructivas que cruzada y respetuosamente nos hagamos los pares y usuarios para enriquecer el contenido y ofrecer servicios eficaces. La tendencias y necesidades se dirigen a la distribución del conocimiento y la colaboración.

Comparto una cita de Lisa Kimball y Howard Rheingold en How Online Social Networks Benefit Organizations :

Within a company, a well-tuned online social network can enhance the company’s collective knowledge and sharpen its ability to act on what people know in time to be effective. We have long recognized that this kind of network is critical to an organization. Creating these opportunities to connect is often the stated or unstated purpose of facilitated off-site meetings and other communication initiatives. However, the half-life of connections made at these meetings was very short until online technology provided us with a means to support the network over time.”

Queremos entonces hacer incapié en que la Comunidad de Práctica para la Integración de las Tecnologías Emergentes (CITE) como bien dice nuestro Perfil,  “responde a unas necesidades colectivas que enfrentan las bibliotecas de la UPR.”  por lo tanto nuestro “propósito de educar y compartir información y conocimiento relacionado a la integración de las tecnologías en los servicios de información. Se busca educar, fomentar, y contribuir en el diseño, elaboración, aplicación y evaluación de servicios innovadores en las bibliotecas.”  En concordacia con el concepto de las tres C, comunicación, comunidad y cooperación,  nuestra intensión es colaborar y compartir lo que exploramos, aprendemos y utilizamos, con nuestros colegas,  de manera que se enriquezcan los servicios de información y contribuyamos eficazmente a la educación superior de nuestro país para que Puerto Rico compita y esté a la par con otros paises del mundo.

Rossana _______________.

Facilitadora de la Comunidad de Práctica para la Integración de las Tecnologías Emergentes (CITE).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s