Anoche corrí bici por mi Universidad

No se si repito algo que han visto pero vale la pena compartirlo.  Esta carta me llega a través de mi querida amiga y colega Mily Rodríguez

Anoche corrí bici por mi Universidad

Por José Rodríguez Irizarry

[Escrito del estudiante de Derecho -UPR- José Rodríguez Irizarry, leído al aire por Inés Quiles en su programa radial "Si no lo digo reviento", por Radio Isla 1320 y publicado en su página de FACEBOOK.]

Anoche corrí bici por mi Universidad… qué imagen más caótica. Ya que la mayoría de los estudiantes en huelga se encuentran en los distintos portones del Recinto riopiedrense, las inmediaciones entre los mismos están prácticamente vacías, y, como dice Miguel de Unamuno, "En la soledad es que uno se encuentra a sí mismo". El caos al que me refiero no es una negativo, al revés, lo caótico transforma, y eso es precisamente lo que ha sido este proceso que llevamos a cabo los estudiantes: una transformación.
Repito… ayer corrí bici por mi Universidad. ¿Saben hace cuánto no montaba una bicicleta? Desde que tengo automóvil no lo había hecho por ocio, y mucho menos por necesidad. El proceso de defender la educación pública en nuestra Universidad me ha devuelto la esencia en innumerables renglones. He hecho cosas durante la huelga que no hacía desde mi niñez, como jugar charadas y juegos de cartas, para mantenernos despiertos hasta altas horas de la noche, velando por la seguridad de compañeros y compañeras que descansan para luego velar por la nuestra.

El proceso también ha servido para organizarnos como movimiento estudiantil. Empezamos de no saber cómo y dónde íbamos a acampar durante el paro de cuarenta y ocho horas, y ya tenemos hasta sistema de reciclaje, cajones plásticos para dividir y organizar ciertas cosas, varias carpas, casetas y hamacas que cualquiera puede usar cuando lo necesite, pupitres en un área un poco aparte para el que desee estudiar en paz, en fin, hemos creado un pequeño ecosistema estudiantil, donde aseguramos cubrir nuestras necesidades básicas a la vez que aseguramos cumplir con la misión por la cual estamos ahí en primer lugar. En cuanto al movimiento, en términos políticos, fui parte del proceso huelgario en 2005, y nunca pensé poder ver a un movimiento tan unido, tan abierto al dialogo, tan inteligente, y tan decidido a triunfar, y con posibilidades grandísimas de lograrlo, como éste. No soy el único que se da cuenta de esto, y por lo tanto nuestro animo es irreductible.
El proceso nos ha hecho entender lo que son realmente necesidades básicas, que en nuestra vida deseamos y gastamos en cosas que realmente no hacen falta. Llevo ya casi una semana sin depender tanto del Internet para información, he vuelto a coger un periódico en mis manos para leerlo, he charlado con mis panas y otras personas sin necesidad de un teclado, he vuelto a entender la importancia de un buen apretón de manos y un verdadero abrazo, de esos que dicen "estoy contigo" o "te quiero, hermano o hermana".
Los estudiantes hemos implantado una ley seca, algo rigurosamente constatado a través de todos los portones del Recinto. Esto ha sido algo totalmente revitalizador. No es que siempre que salía tenía que beber, pero se ha vuelto tan parte de nuestra cultura y nuestros jangueos el siempre darse par de cervezas, que este proceso nos ha llevado a entender que el alcohol en realidad no hace falta para pasarla bien.

Leerás esto y dirás, "Coño, José era un ermitaño, siempre pegado al Internet, y un alcohólico, que siempre bebía cuando salía.", lo cual no es cierto en lo más mínimo; sencillamente, hay procesos que hacen crecer a uno, y hacen que uno se dé cuenta de comportamientos que uno lleva a cabo que no son tan necesarios, y de lo que realmente lo es, como: la amistad, la hermandad, y nunca perder la esencia propia.
La hermandad se crea en los portones, compartiendo con tus compañeros y compañeras de clase en otro entorno más allá del salón, pero igualmente enriquecedor y educativo. Si no hay música que escuchar, la creamos; si no hay un juego que jugar, usamos nuestra creatividad; si hay violencia, le tiramos flores y pétalos; y ante la intransigencia administrativa, insistimos en el dialogo y el movimiento pacífico. Como estudiantes, hemos llegado a asumir nuestro turno al bate en la historia… y será un jonrón con bases llenas.

Río Piedras, Puerto Rico, 25 de abril de 2010

José Rodríguez Irizarry

Publicado en: UPR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s